"El motiu d´aquest blog és el desig de compartir
amb tots vosaltres aquesta màgica aventura ..."


jueves, 16 de diciembre de 2010

Namaste Nepal

Trekking de los Annapurnas


Llegamos a Kathmandu con la idea de empezar lo antes posible el trekking, la buena temporada para realizarlo es durante los meses de octubre y noviembre y ya estabamos a finales de noviembre, asi que ibamos justitos.

Hemos visitado muy poco de la ciudad, lo dejamos para la vuelta. Me ha parecido una ciudad muy, muy sucia, polvorienta, con edificios decadentes y caótica, aún así tiene su encanto.

La mayoria de la población es Hindu, al contrario de lo que yo pensaba, yo creía que eran la mayoria budistas.
Es muy gracioso, porque por las calles te encuentras a las vacas sueltas, no se les puede hacer nada, ya que igual que en la India, son sagradas para ellos.

La zona de Thamel, que es donde más estuvimos, esta completamente llena de tiendas de ropa, de minerales, de tés,de música, bares, restaurantes y hoteles, es decir, guirilandia ... todo a unos precios hiper baratos, muy buenas imitaciones de North Face, uno se vuelve loco aqui, antes de volver pienso equiparme bien y volver cargada de cosmética natural, música y ropa!!!

En Nepal, se pueden hacer muchisimos trekkings, es el país de los 8000, de la cima del mundo. Nosotros nos decidimos por el de los Annapurnas porque nos habian dicho que era fácil hacerlo por cuenta propia, sin guias ni porteadores y que la ruta es muy bonita. Cada dos horas te encuentras un pueblecito, así que no hay problema para conseguir agua, comida y alojamiento.


De ahí cogimos un kamikaze bus hacia Besisahar, punto de inicio de nuestro trekking por los Annapurnas ... realmente conduciendo estan locos, van muy rapido, hay un montón de curvas y van adelantando sin mirar, da miedo!!! Para un trayecto de apenas 200 kms, tardamos 7 horas,no os digo más, ya os podeis imaginar que desastre ... jejeje... después de tantos y tantos buses y tantas horas en la carretera, nuestra paciencia llega a su fin.
Calculamos por encima, y aproximadamente 3 semanas del viaje nos las abremos pasado en buses, eso sin contar horas de espera, aviones, etc... eso son, muchiiiiiiisimas horas.

Como meta nos marcamos llegar a Manang, que esta a unos 6 dias y a casi 4000 mts de altitud, teniendo en cuenta que no estabamos nada en forma, si llegabamos allí ya era todo un logro.

La vida en las montañas es muy, muy dura.

La mayoria de suministros los transportan burros y mulas por caminos bastante complicados y algunas cosas más complicadas las llevan los propios nepalis. En la vida había visto que una persona cargara semejantes bultos a sus espaldas, pueden llevar hasta 80 kg, me parece increible e inhumano.
Cada vez que nos cruzabamos con alguien, me sentía muy mal.

A parte de esto, en invierno, por las nieves, suelen quedarse incomunicados, lo que significa que durante el buen tiempo tienen que proveerse de suficientes alimentos y leña.
Nosotros llegamos en una buena época todavía y os aseguro que en cuanto se escondia el sol, hacia un frío que congelaba y a medida que ibamos subiendo de altitud, aunmentaba, lógicamente.



Como en todo el Nepal, la mayoria de gente, no tiene agua corriente en su casa, lo que significa que tanto la ropa, como los platos,como la higiene personal se realiza en la calle, en alguna fuente o río. Y como no, con agua fría, y os aseguro que esta muy fría.

Los sábados son los dias de limpieza general, las fuentes se llenan de mujeres haciendo la colada y los rios de gente bañandose.


Volviendo al trekking, fueron unos dias geniales,con paisajes y vistas alucinantes.Tuvimos suerte, al ser final de temporada, no nos encontramos muchos turistas, lo que lo hizo todavía más auténtico.
La vida va completamente con el sol, te levantas cuando sale y te acuestas cuando se va practicamente.

Cuando se va el sol, la etapa finaliza, lo mejor es ya estar en el hostal tranquilito y lo único que te queda por hacer, es estar al lado de la estufa y suplicar que te pongan leña, porque la verdad es que son un poco racanos. Teniendo en cuenta lo que les cuesta tranportarla, pero, se les perdona.
Haciamos un poco de tiempo jugando a cartas o leyendo y cenabamos.
A eso de las 7 de la tarde, estabamos agotados y congelados, así que nos ibamos al resguardo de nuestros sacos de dormir, que era el único lugar donde entrabamos en calor.

Que ha pasado con esto? Pues que nos ha cambiado por completo el horario de dormir, de madrugada estabamos ya super despiertos y ahora que ya estamos en Pokhara estamos volviendo a coger el ritmo.


El cuarto dia, estuvimos a punto de abandonar, fué agotador. Ese dia nos toco un desnivel de 1700 mts, así que fueron 6 horas de subidas interminables. Pero a la mañana siguiente decidimos continuar, en dos jornadas llegabamos a Manang y a pesar que nos dolía todo el cuerpo y estabamos hartos de cargar con la mochila, sabiamos que iba a valer la pena.

Y menos mal que lo hicimos, porque si antes los paisajes ya eran bonitos, a partir del 5º dia eran maravillosos, alucinantes y lo mejor de todo es que el camino era casi llano.
Ante nosotros se abrío el Valle de Manang con sus majestuosas vistas de los Annapunas.



Y entonces el silencio, la paz y la pureza te envuelven.

Son tan intensas que se me hace muy dificil describir, es una sensación muy extraña, yo diria que completamente mística, de estar en pleno contacto con la naturaleza y con lo más profundo de tu ser. Mágico!



Por cada pueblo que pasas, en la entrada y en la salida, te encuentras, este pasillo de cilidros con mantras tibetanos que si los haces rodar, pides deseos y dan buena suerte. Así que yo lo hice en todos, por si acaso.
La gente que vive en las montañas, es mayoritariamente budista, muy practicante y supersticiosa.
Por todo el camino, ves los típicos pañuelos de colores colgados ( que también son para la buena suerte) que le dan un toque aún más pintoresco al paisaje.




Por fin, al 6º dia llegamos a Manang, nuestra meta!!! Si, ya estabamos más que satisfechos con nosotros mismos y muy cansados, así que decidimos pasar un dia de relax allí antes de iniciar el descenso.

Manang es un pueblo con bastante vida y donde se encuentra la mayoria de gente que esta haciendo el trekking en una dirección u otra. Normalmente, aqui hay que pasar un día de aclimatación si continuas adelante, ya que en dos dias te plantas a 5400 mts de altitud y allí el mal de altura puede ser muy malo.


Aquí el frío ya empezó a ser bastante insoportable para nosotros, llegamos a temperaturas de -7º y no ibamos lo suficientemente equipados.
Estuvimos un par de dias, lo justo para hacer alguna excursión desde allí, que hay un montón e ir al cine.
Si, si, resulta que hay un garito que es el cine del pueblo, cada tarde a las 5 hay pelicula, por 250 rupias (2,5Eur) te dan palomitas, té y lo más importante, encienden una estufa de leña y estas calentito durante dos horas ... jejeje... eso es lo que más nos importaba.




De ahí ya iniciamos nuestro descenso, si la ida la habiamos hecho en 6 dias, el regreso los hicimos en 3.
Fuimos a saco, etapas de 30 kms al dia pero es que nos moriamos ya por estar en condiciones más comodas, por una ducha caliente y por dormir calentitos.  



Una vez llegamos a Besisahar, cogimos un bus a Pokhara, que era nuestro siguiente destino de Nepal.
Pokhara es un pueblo bastante más tranquilo y acogedor que Kathamandú. Esta a los pies de los Annapurnas, envuelta por un lago y es lugar ideo para la practica de un montón de deportes de aventura.

Y desde aqui, es desde donde os estoy escribiendo ahora mismo. Hemos estado simplemente descansando y reponiendonos de todos estos dias y hoy ha sido nuestro 4º dia de voluntarios en un orfanato, pero eso ya os lo contaré en la próxima entrada ...

(Ahora que soy consciente que esto se esta acabando me va a dar mucha pena dejar el blog, lo voy a echar de menos, le he cogido el gustillo, me encanta explicaros las cosas que nos van sucediendo... bueno, quien sabe, a lo mejor continuo escribiendo... Gracias por seguirme!)



Datos del trekking: 10 dias/ 180 Km a pié/hasta 4000 mts de altitud/10 kg de peso a nuestras espaldas
Yo diria que ha sido PRUEBA SUPERADA!!!!!!!!!!!!




1 comentario:

  1. Yo diria que sois unos campeones!!!
    Gracias a ti para contarnos tus aventuras y regalarnos estos estupendos viajes virtuales!!!
    Besito,
    Fabiola

    ResponderEliminar